Villa Tunari en el trópico del Chapare.

Villa Tunari vista con los ojos de los satélites de Google Earth. Desde arriba se ve como una península verde rodeada de ríos, y frente al pueblo, cruzando el puente, está el Parque Macchia, lugar de protección animal muy visitado por gente de todo el mundo.

Un destino soñado, de clima tropical y lluvioso.
Un tranquilo, muy tranquilo pueblo, en medio de ríos y selvas. Muy económico, ya que encuentras hostales desde 3 dólares. Frente al pueblo hay un parque dedicado a la recuperación de animales que han sido rescatados. Se llama "Parque Machia" y es todo un refugio para animales maltratados. Puedes ser voluntario en él, aunque igual hay que pagar tu alojamiento, la experiencia vale la pena, ya que a esa comunidad llegan extranjeros de todo el mundo.
Caminar por villa en la noche y nadar en sus ríos es una verdadera experiencia anti-stress...¡Absolutamente recomendado!

Por cierto traten de ver la película "Quien mató a la llamita blanca", es una comedia irreverente, tipo "road movie" de una pareja de collas (gente indígena) que se hacen llamar "los tortolitos".
Es bastante divertida y refleja de forma muy ácida el gran problema de racismo que se vive entre la gente Bolivia. Unas escenas fueron filmadas precisamente aquí, en villa tunari.


Caminar por villa de noche y escuchar el croar de las ranas, los sonidos con los que nos premia la naturaleza están ahí. Para quien quiera oírlos.

En los atardeceres los ríos se transforman en espejos de plata que reflejan la inmensidad del firmamento.


Dentro de las cosas que más llaman la atención, es la diversidad de etnias, que dan origen a bailes tan pintorescos como lo son: el Tinkú, Tobas, o kullawadas.
.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Vlla tunari a pesar del calor y la humedad vale la pena ir a descansar del mundanal ruido de la urbe, wena onda con la gente barato y simple que mas se puede pedir. Custa llegar pero weno ...vale la pena.

CARLOS DOMINGUEZ RIVAS dijo...

FUÍ MIEMBRO DE UNA EXPEDICIÓN CIENTÍFICA EL AÑO 1948 Y TENÍAMOS NUESTRA BASE EN SAN LUIS DE TUNARI-EN ESOS DÍAS UNA VILLA DE 250 HABITANTES-Y TENGO LOS MEJORES RECUERDOS DE LA MARAVILLOSA NATURALEZA Y LA CALIDEZ DE SUS HABITANTES.
COMO ANÉCDOTA PUEDO DECIRLE QUE EL CIENTÍFICO LUIS PEÑA GUZMÁN Y QUIEN FIRMA ESTAS LÍNEAS FUIMOS CONDECORADOS COMO LOS VAMPIROS DEL CHAPARE-UNA DE LAS RAZONES FUÉ SALVAR LA SALUD DE VARIOS INFANTES QUE SUFRÍAN SERIAS INFECCIONES. LEO TODAS LAS INFORMACIONES Y TENGO MUCHA FÉ Y ESPERO SUPEREN ESTA ETAPA Y EL CHAPARE VUELVA A SER EL PARAÍSO QUE CONOCÍ EN 1948.

David dijo...

Para los que somos amantes de los viajes, esta bueno poder llegar a distintas ciudades y por eso cada vez que tengo la oportunidad trato de conseguir hospedaje en hotel economico para no tener que gastar tanto dinero en hoteles